miércoles, 13 de julio de 2016

Sin Limitaciones



No hay más límites que los creados por nuestra propia mente.
Es cierto que muchas de nuestras limitaciones son heredadas, es decir, que hemos adquirido ciertas creencias limitantes de nuestros padres y de nuestro entorno social (profesores, amistades, relaciones, etc.) pero eso no nos libera del hecho de que somos nosotros los responsables de mantenerlas y, probablemente, de transmitirlas.
Estas limitaciones no son más que una ilusión.
A medida de que nuestros sistemas de creencias pierden cohesión y fuerza, empiezan a cambiar y conectamos con versiones alternativas de nuestro ser en las que nuestra realidad no es tan rígida y se hace más moldeable hasta el grado de poder cambiar conforme lo hace nuestro estado de consciencia.
Y un buen día se te cae la venda de los ojos y lo ves todo de diferente color...
Desconozco el autor




No hay comentarios.:

Publicar un comentario