jueves, 12 de mayo de 2016

Los Mendigos Espirituales




Los mendigos espirituales de nuestros días están, por desgracia, en exceso inclinados a aceptar en especie la limosna del Este, es decir, a apropiarse sin reflexionar de las posesiones espirituales del Este e imitar ciegamente su manera y modo.
Ese es el peligro, sobre el cual no puede prevenirse lo bastante, y que también Wilhelm sintió claramente.
La Europa espiritual no es ayudada con una nueva sensación o un nuevo cosquilleo de los nervios.
No podemos robar lo que China edificó en miles de años.
Para poseer, debemos más bien aprender a adquirir.
Lo que Oriente tiene para darnos, ha de ser para nosotros simple ayuda para una labor que todavía tenemos que realizar.
¿De qué nos sirve la sabiduría de los Upanishads, de qué las penetrantes percepciones del yoga chino, cuando abandonamos nuestros propios cimientos como errores anticuados y nos establecemos furtivamente sobre costas extranjeras como piratas sin patria...

Carl Gustav Jung

No hay comentarios.:

Publicar un comentario