domingo, 7 de febrero de 2016

Comparaciones


Si usted vive comparando su figura con la de otro ser humano, siempre va a sufrir. Porque nunca faltarán personas más flacas, más jóvenes, más atléticas, con más cadera, más cintura, o menos lonjas y flotadores.
Mejor deje de compararse y aprenda a amarse.
Porque usted vivirá con usted, hasta el último día de su vida.

Mejor acéptese tal como es, viva en paz, y decida ser feliz.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario